Otros Medicamentos

  • Print

En algunos casos, otros medicamentos son preferibles a los ya citados. En particular, si se descubre o sospecha un desorden metabólico específico, podría existir una terapia específica para el dicho desorden. Por ejemplo, en el caso de la epilepsia sensible a la peridoxina, la vitamina B6 (pyridoxine), pyridoxal-5-phosphate, o el ácido folinico pueden ser altamente eficaces.

En términos más generales, no hay suficientes datos (ensayos clínicos no controlados, informes anecdóticos, etc.) en la literatura científica que respalden el uso de otros medicamentos anticonvulsivos comunes, incluyendo: ácido valproico (Depakene®, Depakote®), clobazam (Onfi®, Frisium®), clonazepam (Klonopin®) y el felbamato (Felbatol®).

Existe una variedad de medicamentos anticonvulsivos cuyo papel en el tratamiento de los espasmos infantiles parece ser mínimo, incluyendo la lamotrigina (Lamictal®).

Entre los medicamentos nuevos, hay un gran interés en perampanel (Fycompa®), pero no existen evidencias científicas contundentes que apoyen su uso en el tratamiento de los espasmos infantiles.


Descargo de Responsabilidad:

Estos medicamentos solo puede administrarse bajo la supervisión directa de un médico.

A pesar de los esfuerzos por mantener una página web perfectamente actualizada, le aconsejamos poner especial atención al interpretar la información aquí recogida. Este sitio web no puede sustituir los consejos ni la atención de un neurólogo pediátrico. Por favor, consulte los términos de uso.


English | Español